8:00h a 15:00h: 922 544 602 | 24 horas: 922 150 296 (solo familiares de residentes)
Seleccionar página

La obesidad se ha convertido en un gran problema a nivel mundial. Pero su gravedad aumenta cuando la persona que la padece es de edad avanzada. El sobrepeso puede producir distintas enfermedades y en casos más graves producir inmovilidad.

La obesidad en personas mayores puede desembocar en la aparición de diferentes enfermedades, como la diabetes o la hipertensión

Todos entendemos la obesidad como ese exceso de grasa que aparece en nuestro cuerpo. Pero va mucho más allá. Es una de las principales de causas de muerte en el mundo. Se considera obesidad cuando el índice de masa corporal supera 30 Kgr/m2. En los adultos mayores es recomendable mantener éste índice entre el 25 y el 29.

Las estadísticas en España arrojan datos preocupantes. Se estima que padecen sobre peso el 40% de las mujeres mayores de 60 años y el 36% de los hombres. La obesidad más peligrosa para nuestros mayores es la que genera grasa en la zona abdominal, puesto que ocasiona la mayoría de enfermedades cardiovasculares.

Es importante la prevención en edades tempranas para llegar a edades avanzadas con el peso correcto. Con esto evitamos la aparición de enfermedades asociadas, y que pueden llegar a ser crónicas. Para poder mantener nuestro peso a raya podemos seguir una serie de consejos que nos ayudarán a estar sanos y activos.

Consejos para mantener nuestro peso a raya:

  • Practicar algún tipo de actividad física de forma diaria. Debemos obligarnos a estar activos dentro de nuestras posibilidades. Pasear, nada, pilates, etc. son buenos aliados contra la obesidad. Si no se tiene movilidad es aconsejable consultar con un fisioterapeuta. Este ayudará a mantener la movilidad de nuestros músculos
  • Llevar una dieta sana y equilibrada. Insistimos en que la dieta mediterránea es la ideal para mantenernos sanos. Evitar el consumo de alcohol, azúcares refinados y grasas saturadas
  • Realizar controles médicos periódicos

Si la personas mayor padece ya de obesidad se recomendará llevar una dieta con un número determinado de calorías, dependiendo de su sexo y nivel de movilidad. Igualmente se recomienda algún tipo de actividad física, en ancianos el ejercicio ideal es el de resistencia progresiva para fortalecer los músculos. También se ha demostrado la efectividad de terapias psicológicas para reforzar la dieta y el ejercicio.

Asimismo, si te ha parecido de tu interés este artículo «Obesidad en personas mayores» compártelo con amigos y familiares.

Jardines de San Marcos” Residencia de Mayores en Tenerife – Tegueste

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies