8:00h a 15:00h: 922 544 602 | 24 horas: 922 150 296 (solo familiares de residentes)
Seleccionar página

Las personas mayores de 65 años es la población que más riesgo tiene de padecer esta enfermedad. De hecho la tasa de hospitalización es la más alta. En este artículo queremos darte algunos consejos que pueden ayudar al cuidado o prevención de  la neumonía en personas mayores.

La neumonía en personas mayores tiene una de las mayores tasas de hospitalización, por lo que es muy importante su prevención

La neumonía es una afección respiratoria que afecta directamente a los pulmones. Esta infección aguda respiratoria es la causante de más ingresos en la edad anciana. Tenemos que advertir que más del 80% de los fallecimientos por neumonía se producen en personas mayores de 65 años.

Según la Organización Mundial de la Salud la neumonía ocupa el tercer lugar en causa de mortalidad en adultos mayores. Tenemos que tener en cuenta que en edades avanzadas se padecen otro tipo de afecciones que pueden complicarse si se padece neumonía.

Los síntomas de neumonía en este sector de la población pueden ser diversos, ya que su causa puede ser por distintos motivos. Se puede padecer neumonía por bacterias, hongos o virus. Esta enfermedad no es contagiosa, pero los virus y la bacterias que la producen sí lo son.

Esta enfermedad no es contagiosa, pero los virus y las bacterias que lo producen sí

La neumonía común se caracteriza por la tos extrema y persistente, fiebre alta, escalofrío, dolor de tórax, asfixia, sudores y pito al respirar. La neumonía atípica, además de estos síntomas, se puede presentar confusión, dolor muscular, problemas gastrointestinales, tos seca sin mucosidad, dolor de cabeza, mareos y cansancio. Si la neumonía se torna grave puede aparecer destrucción del tejido pulmonar, insuficiencia respiratoria, taquicardias, delirios y afectar a otros órganos.

Normalmente la neumonía suele aparecer en invierno. Puede ser consecuencia de una gripe que se complica. No obstante con la actual pandemia del COVID-19, hay que actuar rápido y ante la presencia de cualquier síntoma debemos consultar con las autoridades sanitarias inmediatamente.

Si a nuestro ser querido mayor se le ha diagnosticado esta afección por virus o bacterias debemos tomar medidas de prevención para evitar el contagio:

  • Extremar la limpieza del entorno del enfermo
  • Lavarnos frecuentemente las manos
  • Usar mascarillas y guantes
  • Intentar mantener elevado el cabecero de la cama del enfermo
  • Seguir al pie de la letra la toma de medicamentos prescritas por el médico (normalmente antibióticos)
  • Vacunarse contra la gripe y el neumococo para su prevención
  • Estar adecuadamente hidratado
  • Es importante realizar fisioterapia respiratoria, así el enfermo podrá eliminar las secreciones respiratorias
  • Seguir una dieta saludable y hacer algún tipo de ejercicio con regularidad, según la capacidad de cada persona
  • Prohibido el consumo de alcohol y tabaco

Si te ha parecido de interés este artículo de «Neumonía en personas mayores» compártelo con familiares y amigos.

Jardines de San Marcos” Residencia de Mayores en Tenerife – Tegueste

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies