8:00h a 15:00h: 922 544 602 | 24 horas: 922 150 296 (solo familiares de residentes)
Seleccionar página

La infección del tracto urinario o de orina, como se conoce comúnmente, es una infección bacteriana. Aparece cuando hay un elevado nivel de gérmenes en el tracto urinario. Si no se trata de la forma adecuada, puede desembocar en enfermedades más graves.

La infección del tracto urinario en personas mayores es muy común, puesto que su sistema inmunitario es más débil

A medida que se envejece se debilita el sistema inmunitario. Se cree que más del 30% de las personas mayores padecen o lo han padecido alguna vez este tipo de infección. Los hombres mayores lo padecen menos que las mujeres de edad similar. Las mujeres son más propensas al no vaciar totalmente la vejiga al orinar, puesto que su músculo se va debilitando. Las personas que padecen enfermedades como la demencia, Alzheimer, Parkinson, diabetes, incontinencia urinaria y fecal, etc. tienen más riesgo de sufrirla.

En personas mayores existen dos tipos  de infección de orina. La infección de orina alta afecta hasta los riñones. Se debe estar muy atentos puesto que puede producir sepsis, que es una infección muy grave, pudiendo ser mortal. La infección de orina baja afecta a la vejiga, se le conoce como cistitis.

Esta infección se manifiesta con síntomas muy concretos e incómodos. Los más frecuentes son cambio de olor y color de la orina; escozor o dolor a la hora de la micción, ir frecuentemente al baño y orinar poco; fiebre, náuseas o vómitos.

En personas mayores la sintomatología de esta afección puede ser otra. Debemos estar atentos a determinados comportamientos que indiquen infección urinaria, como pueden ser desorientación, alucinaciones, confusión, se vuelven irritables, decaimiento, apatía, etc. Ante cualquier síntoma se debe acudir inmediatamente al médico.

Para prevenir posibles infecciones de orina en personas mayores se pueden seguir una serie de pautas:

  • Beber mucha agua de forma regular
  • Orinar con frecuencia
  • Cuidar la higiene íntima, pero sin lavar en exceso el área genital
  • Secar bien la piel después del aseo, evitando dejar zonas húmedas
  • Si se sufre de incontinencia utilizar compresas o pañales que sean transpirables
  • Cuidar la alimentación para fortalecer el sistema inmunológico
  • Dentro de la medida de lo posible, mantenerse activo

Asimismo, si te ha parecido de tu interés este artículo «Infección del tracto urinario en personas mayores» compártelo con amigos y familiares.

Jardines de San Marcos” Residencia de Mayores en Tenerife – Tegueste

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies