8:00h a 15:00h: 922 544 602 | 24 horas: 922 150 296 (solo familiares de residentes)
Seleccionar página

Escuchar significa algo más que oír

Con este artículo queremos invitar a reflexionar ante si realmente escuchamos a las personas mayores. Ellos requieren ser atendidos, no solo los dependientes que tienen alguna discapacidad física o padecen enfermedades neurodegenerativas sino también los autónomos precisan de nuestra atención.
Dentro de la atención hay algo muy importante que algunos  piden y otros simplemente se resignan, que es ser escuchados.
En la sociedad que vivimos hoy el día, tanto por el ritmo de vida como por las nuevas tecnologías, parece que nos hemos olvidado de escuchar a los demás. Escuchar significa algo más que oír.

Damos más importancia a las redes sociales que a las personas de nuestro entorno directo

Queremos hacer tantas cosas durante el día que a veces tenemos la sensación que el día no nos da. Estamos tan inmersos en las redes sociales como whatssapp, facebook, instagram, etc..que parece que nos importa más lo virtual que lo vida misma.
Damos casi más importancia a un chat de grupo o a si la foto que hemos subido a facebook a tenido más me gustas y comentarios de gente que a veces ni conocemos, que a las personas de nuestro entorno directo.

¿Y que sucede con las personas mayores? ¿Las escuchamos? ¿Cuándo un adulto mayor te pregunta algo, como reaccionas?

Escuchar a las personas mayores es entenderlos, ayudarlos y respetarlos al mismo tiempo. ¿Cómo pretendemos respetar a las personas mayores si no las escuchamos?
Se tiene que dar una escucha activa, la que  permita conducirlos hacia nosotros que les haga sentir que les entendemos, ayudamos y les acompañamos para que no se sientan solos.

¿A quién le gusta que no le escuchen cuando habla? ¿Cómo te hace sentir?

Piensa que ellos sienten igual que nosotros, no son una especia extraña, son seres humanos que tienen un corazón como el nuestro. Es de suma importancia que escuchemos a las personas mayores. Si no lo hacemos va a perjudicar su calidad de vida. ¡Seamos conscientes!
Reflexionemos ante esto, porque a parte de hacerles daño, nos estamos perdiendo mucho y estamos perdiendo algo que en algún momento de nuestra vida ya no se podrá ni enmendar ni recuperar.
Artículo elaborado por José Ignacio Danglada
Si te ha gustado este artículo, compártelo
 Tenerife – Tegueste, a 05 de abril del 2019

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies